Elecciones del 2014: El voto latino

Por Megan Strom

meg_strom@hotmail.com

 Los artículos anteriores sobre el Voto Latino 2014 han abordado la historia del voto latino, el impacto del voto latino a nivel nacional y estatal, y los elementos técnicos del voto, como, por ejemplo, los requisitos para poder votar y cómo inscribirse para votar.

El último artículo en esta serie sobre el Voto Latino 2014 se centra en la importancia de votar con el fin de enfatizar que cada uno de los votos cuentan, y que su voto puede hacer la diferencia entre tener a un representante que se preocupe por los asuntos que más impacto tienen en la vida de los latinos, y uno que no se preocupe por estos asuntos.

Para cerrar la serie sobre el Voto Latino 2014, se presentarán datos sobre los candidatos que se han postulado hasta el momento para que usted pueda tomar una decisión informada a la hora de votar.

 ¿Por qué debe votar?

 El sufragio obligatorio es una práctica que se observa en 22 países a nivel global, pero ocurre con más frecuencia en América Latina. En Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, la República Dominicana y Uruguay es obligatorio votar. Es decir, uno tiene que presentarse a un sitio de votación el día del voto o estará penado según las leyes del país.

En cambio, en los Estados Unidos, el sufragio es voluntario porque el voto es un derecho y no una obligación. Se dice que es su “deber cívico” como ciudadano estadounidense votar, porque mediante el voto puede gozar de las libertades que otorga la constitución. Pero, ¿qué quiere decir esto? La creación de la mayoría de las leyes, enmiendas, y todos los otros reglamentos que guían la vida diaria de los estadounidenses depende de los oficiales electos por los mismos ciudadanos estadounidenses. En otras palabras, el estilo de vida que uno tiene, en términos generales, depende en gran parte de su voto, porque los oficiales son los que crean y hacen que entren en vigor las leyes que guían nuestras vidas.

El sufragio voluntario en una democracia resulta en una situación en la que es necesario votar para que se aborden, a nivel local, estatal, y nacional, los temas que a usted le parezcan importantes.

Jana Kooren, Directora de la Educación Pública y Comunicaciones de La Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU), opina que “Las ideas de todos necesitan estar representadas por los funcionarios electos….Los políticos se ocuparán de The DREAM Act, la reforma integral de la inmigración, y otros asuntos importantes para la comunidad latina únicamente en el caso de que más latinos voten. Entre más latinos votan, más representación tendrán.”

Derek Johnson, Director de Programas de la Escuela de Democracia Jane Addams, está de acuerdo: “Hay varias formas en las que uno puede participar en una democracia, pero para que se escuche su opinión, la única forma es mediante su voto. Los políticos le prestarán más atención si dice que ha votado…Si no vota, no se escucha su voz”.

 “Mi voto no cuenta”

 Este sentimiento es muy común en los Estados Unidos, donde el voto es opcional, sobre todo porque es un país de más de 313 millones de habitantes. ¿Cómo es posible que un solo voto en millones de otros cuente?

Su voto sí cuenta y su voto es de suma importancia.

Rodolfo Gutiérrez, Director Ejecutivo de la organización sin fin de lucro HACER (Hispanic Advocacy and Community Empowerment), dice: “Yo estoy convencido de que la participación genera cambios. La única forma para poder cambiar la situación de los latinos en los Estados Unidos es participar y elegir a nuestros representantes públicos. Hay que dar una voz a la gente, especialmente a los que no pueden tener una voz a través del voto.”

Dicho de otra forma, si los latinos no votan, ¿quién va a asegurar que los políticos pongan en práctica una reforma inmigratoria? ¿Quién asegurará que los niños inmigrantes que están cruzando la frontera sean tratados con dignidad?

Johnson asevera que “A nivel nacional, los análisis indican que los latinos han tenido un impacto enorme en los resultados de las elecciones. Tanto los demócratas como los republicanos están conscientes de esto y están tratando de ganar el voto latino. La única manera de asegurar que los políticos sigan prestando atención a los asuntos de interés para la comunidad latina es votar”.

En otras palabras, si los políticos mismos reconocen el poder del voto latino, son más propensos a abordar los asuntos que son importantes para la comunidad latina en los Estados Unidos.

Preocupaciones centrales

Está claro que una de las razones más importantes para votar es para que los políticos reconozcan cuáles son las preocupaciones centrales para la población latina y, como resultado, actúen de una forma que apoye a los latinos.

En las últimas elecciones presidenciales del 2012, los temas de interés para los votantes latinos fueron, de más importante a menos importante, la economía, el cuidado de la salud, la deuda nacional, y la política exterior de los Estados Unidos. Además, se observó una gran preocupación por la inmigración en las últimas elecciones, con la gran mayoría (el 77 por ciento) de los votantes latinos expresando su apoyo por un camino a la ciudadanía para los inmigrantes no autorizados.

Para la votación a mitad de legislatura, aunque los puestos a votar son distintos, los asuntos a los que los latinos quieren que los políticos presten atención son similares a los de las elecciones presidenciales.

Tanto Gutiérrez como Johnson predicen que la reforma inmigratoria será el asunto más importante para los votantes latinos a la hora de decidir por quiénes votarán el cuatro de noviembre. Gutiérrez comenta que aunque la inmigración no es necesariamente un tema con el que se identifican los votantes latinos, “existe la tendencia hacia ‘racial profiling’ que afecta mucho a toda la comunidad latina”.

Gutiérrez y Johnson también concuerdan en que la reforma educativa será un tema de interés para los votantes latinos a nivel nacional. El Centro de Investigación Pew corrobora esta predicción, dado que encuestas del 2013 indican que los votantes latinos están más preocupados por la educación que por cualquier otro asunto.

Finalmente, a nivel local, Gutiérrez dice que la ley de vivienda asequible tendrá un lugar central, ya que “abrirá posibilidades a la vida digna, sobre todo para latinos que no tienen esa posibilidad en este momento”.

“No entiendo el proceso”

 Con tanta cobertura en los medios de comunicación y el constante bombardeo que recibimos diariamente sobre los candidatos y el voto, es comprensible que uno podría ver el proceso político de los Estados Unidos como un laberinto sin salida. Sin embargo, no tiene que resignarse a la confusión, ya que existen varias organizaciones que ayudan a aclarar el proceso de votación.

“Si la razón por la cual no estás votando es porque no entiendes el proceso, existen muchos grupos latinos que explican y ayudan a aclarar el proceso y los mecanismos. Puedes participar. El voto latino es muy importante hoy en día, han crecido el número de organizaciones que ayudan. Hay formas de concientizarse, hay que reconocer cómo encontrar estas personas/organizaciones,” comenta Rodolfo Gutiérrez.

Las organizaciones a las que se refiere Gutiérrez incluyen el Latino Caucus de Minnesota, una reunión electoral que da orientación a futuros votantes a través de reuniones antes de las votaciones. El Latino Caucus ofrece un Formulario de inscripción en el padrón electoral de Minnesota en español aquí: http://www.dfl.org/party-leaders/constituency-caucuses/latino-caucus/.

Otras organizaciones que proveen información sobre el voto a mitad de legislatura es Univisión Minnesota, que trae expertos para hablar con la gente sobre cómo es el proceso de votación, y Latino Economic Development Center (LEDC), que es una organización sin fines de lucros enfocada en negocios que también provee información sobre el voto.

Gutiérrez hace énfasis en el hecho de que no es necesario vivir en las Ciudades Gemelas para poder recibir información sobre el voto. Si vive en un área rural, puede contactar a Hispanic Advocacy and Community Empowerment (HACER) le dirán a dónde puede acudir para informarse sobre la votación en su región. El teléfono de HACER es (612) 624-3326; el correo electrónico es contact@hacer-mn.org.

 Rodolfo Gutiérrez hace hincapié en que no se puede dejar que las actitudes a veces negativas hacia los latinos o la cantidad de cosas que tenemos que hacer todos los días causen que no nos informemos sobre el voto. “Quiero insistir en que nuestra población se informe. Es uno de los graves problemas que tenemos: la falta de información a veces por apatía o por falta de tiempo o porque no nos interesa porque estamos desencantados. Es hora de que nos informemos”.

 ¿Por quién debe votar?

 Los partidos

 La meta de acudir a su sitio de votación el cuatro de noviembre será elegir al candidato que usted considera más adecuado, sea porque es miembro de su partido político, porque tiene ideas que se alinean con las suyas, o por otra razón.

“Algunas personas votan por el candidato que pertenece a su propio partido político y cuyas ideas se asemejan más a sus propias ideas. Otras personas votan según el carácter del candidato y si pueden confiar en el candidato. Otras basan su voto en cómo votaría el candidato en varios asuntos. A algunas personas solamente les preocupa un asunto. Muchos dirán que uno debe votar según este factor u otro”, pero a fin de cuentas, es su voto, declara Derek Johnson.

Ya que la boleta contendrá el nombre de cada candidato y su partido político, es útil hacer un resumen de los partidos en el caso de que quiere votar según la ideología que representa un grupo.

La historia de los partidos políticos en los Estados Unidos es larga y compleja. Aquí se proveen detalles sobre los dos partidos que han dominado el mundo político de este país desde su nacimiento, y que han mantenido las mismas ideas desde aproximadamente 1933: los demócratas y los republicanos.

Actualmente, el partido demócrata es el más grande en el país, con el 42 por ciento del electorado registrado. Se conoce como el partido liberal por su plataforma: apoya la legalización del matrimonio homosexual, el cuidado de salud para todos, y la limitación de las restricciones contra el aborto y la inmigración. El actual Presidente Obama es miembro del partido demócrata y a nivel estatal, los demócratas representan la mayoría tanto en la Cámara de Representantes como el Senado de Minnesota.

El partido republicano, también conocido como el “Grand Old Party”, o simplemente GOP, es el segundo partido político más grande en los Estados Unidos, con 55 millones de votantes registrados. Es más conservador en comparación con el partido demócrata porque su plataforma no apoya la legalización del matrimonio homosexual ni el cuidado de salud para todos, y porque favorece las restricciones contra el aborto y la inmigración. Los republicanos constituyen una mayoría en la Cámara de Representantes, situación que podría cambiar como resultado del voto del 4 de noviembre

Los candidatos

A la hora de escoger un candidato en particular, será útil entender el formato de la papeleta. Contendrá una larga lista de candidatos que están postulando a varios puestos. Los puestos para los que todos podrán votar en Minnesota este noviembre serán:

  • Senador (actualmente Al Franken): cada estado tiene dos senadores que lo representa en el Senado en Washington, DC. Para el voto del 2014, uno de los dos puestos estará abierto
  • Representante: Minnesota tiene ocho representantes que lo representa en la Cámara de Representantes en Washington, DC. Dado que cada representante se asocia con un distrito (una región) en Minnesota, los candidatos dependerán de dónde uno vive.
  • Representante estatal: La Cámara de Representantes de Minnesota tiene 134 representantes. Dado que cada representante se asocia con un distrito (una región) en Minnesota, los candidatos dependerán de dónde uno vive.
  • Gobernador y Asistente del gobernador (actualmente Mark Dayton e Yvonne Prettner Solon)
  • Secretario de estado (actualmente Mark Ritchie)
  • Auditor estatal (actualmente Rebecca Otto)
  • Procurador general (actualmente Lori Swanson)

Según dónde vive, habrá varios otros puestos en la papeleta, desde el comité escolar hasta el Tesorero del condado

Como se menciona arriba, el voto en los Estados Unidos es voluntario, por lo que quiere decir que es aceptable solamente votar por un puesto. Johnson asevera, “Uno puede votar o no votar por el puesto que quiere. Habrá muchos puestos en la boleta. No hace falta votar por todos los puestos. Si usted no sabe qué puesto es, no tiene que votar por ese puesto. Si hay una o dos puestos que le interesan, puede simplemente votar por esos puestos.”

Información sobre candidatos

La información que uno encuentra sobre los candidatos será necesariamente parcial, ya que servirá o para apoyar o para debilitar a un candidato en particular. Por esta razón, Jana Kooren insiste en que los votantes busquen información sobre los postulantes por sí mismos.

La manera más fácil de comenzar este proceso es con una lista de postulantes que aparecerán en la boleta el día del voto. Para esto, puede visitar el sitio del Secretaria de Estado: http://myballotmn.sos.state.mn.us/Default.aspx. Una vez que entre a este portal, tendrá que dar su código postal y su dirección actual para darle una lista exacta de los candidatos. Después podrá ver una lista actualizada de todos los candidatos, el puesto al que están postulando y su partido político. Para la mayoría de los candidatos, se provee un enlace a su portal personal, donde puede informarse sobre su plataforma, qué opina sobre varios asuntos importantes, y otros datos.

Gutiérrez comenta que hay que considerar muchos factores al momento de escoger un candidato, agregando que últimamente se ha discutido si debe haber apoyo para candidatos latinos solo por ser latinos, o si es preferible apoyar a un candidato no latino pero que tiene una agenda que apoya a los latinos

“El votante debe saber cuál es la motivación del candidato. Debe ser alguien inclusivo, que no ve a al latino como forma aislada, sino que pertenece a la comunidad grande de Minnesota…La división no es la fórmula. La unión es la única forma”, dice Gutiérrez.

 

Para concluir esta serie sobre el voto latino, hay que enfatizar que aunque el voto es opcional en los Estados Unidos, es mejor considerarlo como un privilegio. Mediante el voto, uno puede expresar sus preferencias y opiniones sobre el futuro del estado y del país. Es más, si la mayoría de los latinos en Minnesota cumplen con su deber cívico, es posible que tienen un gran impacto en el resultado de la elección. Esto debe ser el objetivo del electorado latino, ya que es probable que sea la única manera en que los políticos presten atención a los numerosos asuntos que impactan directamente las vidas diarias de todos los latinos en los Estados Unidos.

 

Como se ha repetido varias veces durante esta serie, para más información en español sobre cualquier aspecto de la votación a mitad de legislatura, puede llamar al (888)VE-Y-VOTA (888-839-8682).