El sindicato de maestros de Minnesota insta a los distritos escolares a retrasar el primer día de clases, y a seguir con la educación a distancia

Por: Rilyn Eischens – Minnesota Rerformer

 

Education Minnesota, el sindicato que representa a más de 80.000 maestros en todo el estado, instó a los distritos escolares en una conferencia de prensa el martes a retrasar el primer día de clases y abordar los posibles problemas de seguridad y equidad antes de reanudar las clases presenciales.

 

Una semana antes del primer día de clases de la mayoría de los distritos, los maestros y los líderes sindicales citaron preocupaciones sobre protocolos de seguridad poco claros, desafíos para los maestros en riesgo que buscan trabajar desde el hogar, problemas de equidad racial y temores sobre la reanudación de las clases en persona, mientras que los casos de COVID-19 siguen creciendo rápidamente en Minnesota.

 

Los planes de otoño de los distritos escolares de Minnesota se guían por los datos de COVID-19 a nivel de condado y sus habilidades para implementar medidas de seguridad. Se les da cierto margen para decidir si reabrir con clases a tiempo completo, en persona; una mezcla de aprendizaje en persona y a distancia; o aprendizaje a distancia a tiempo completo.

 

Recientemente, algunos de los distritos más grandes del estado han retrasado su fecha de inicio desde el día después del Día del Trabajo hasta mediados de septiembre, y otros han hecho cambios de última hora a la enseñanza a distancia después de planificar el inicio de las clases presenciales.

 

Education Minnesota espera que más distritos hagan lo mismo.

 

“Reabrir los edificios durante una pandemia politizada y el cálculo racial nacional es lo más difícil que cualquiera de nosotros en la educación ha hecho jamás. Si toma más tiempo, bien – tómese el tiempo,” dijo Denise Specht, presidente de Education Minnesota.

 

Los expertos coinciden en que no hay manera de eliminar completamente la posibilidad de que los estudiantes o los maestros se enfermen con COVID-19 en la escuela. Varios grupos médicos -incluyendo la Academia Americana de Pediatría y las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina- siguen recomendando la reapertura de las escuelas, si es posible hacerlo de manera segura, porque mantener las escuelas cerradas podría tener efectos perjudiciales para el aprendizaje y el bienestar de los estudiantes.

 

La enseñanza a distancia es especialmente difícil para los estudiantes de bajos ingresos, los estudiantes que aprenden inglés y los estudiantes con discapacidades, lo que suscita la preocupación de que la enseñanza a distancia pueda empeorar las disparidades educativas. Según algunas estimaciones, el estudiante medio puede haber perdido siete meses de aprendizaje a finales de 2020. En el caso de los estudiantes de bajos ingresos, la pérdida será más cercana a un año completo. Además, miles de estudiantes de Minnesota todavía no tienen acceso a Internet de alta velocidad fiable, que es esencial para la enseñanza a distancia.

 

Aun así, algunos expertos y educadores de Minnesota se preguntan si las escuelas están preparadas para ejecutar los complicados planes de reapertura necesarios para mantener seguros a los estudiantes y al personal.  

 

El profesor de música Marty Fridgen dijo que había confusión sobre los protocolos para reportes de COVID-19 en el sur del condado de Washington la semana pasada, después de que un profesor diera positivo en COVID-19 durante los talleres de regreso a la escuela. El maestro lo reportó al distrito, como lo requiere su plan de seguridad contra el coronavirus, y se preocupó cuando la administración no respondió, dijo Fridgen.

 

El profesor informó a los colegas que estaban en el taller sobre el resultado de la prueba, así como al sindicato local, dijo Fridgen. El sindicato encontró que la política del distrito no requería que notificaran a nadie sobre el caso.

 

“En un momento en el que la gente está tan nerviosa por su seguridad y la de los que les rodean, esta confusión no es aceptable”, dijo Fridgen. “Todos los distritos necesitan hacer de los protocolos sobre la notificación una prioridad”.

 

Mientras que las familias pueden elegir mantener a los estudiantes en casa para la educación a distancia incluso si sus escuelas reanudan las clases presenciales, los educadores no tienen tanta flexibilidad. La orden ejecutiva del gobernador Tim Walz establece que los distritos y las escuelas autónomas tienen que permitir que el personal de alto riesgo y el personal que vive con personas de alto riesgo trabaje desde casa en la “medida que sea posible”, y las adaptaciones de los distritos han variado, según Education Minnesota.

 

Sarah Haavisto, maestra de jardín de infancia en Two Harbors, que comienza el año con una mezcla de clases a distancia y presenciales, dijo que a principios de agosto solicitó trabajar desde su casa porque las complicaciones de salud de su hija de 16 meses de edad la ponían en riesgo de contraer una enfermedad grave por culpa de COVID-19.

 

El distrito escolar no respondió durante varias semanas, y la solicitud no fue aprobada hasta el lunes, dijo Haavisto – menos de dos semanas antes del primer día de clases.

 

“Mientras respiraba un suspiro de alivio, me di cuenta de la enormidad de ser la única maestra de nivel de grado que trabaja como maestra de educación a distancia”, dijo. “En lugar de compartir las responsabilidades (de crear planes de lecciones y actividades) con mi equipo, estaré creando todo por mi cuenta”.

 

María Higueros-Canny, que enseña a los estudiantes de inglés en una escuela primaria de Brooklyn Park, dijo que su distrito ha progresado recientemente en el reconocimiento de las necesidades de las familias de color y de las familias multilingües, pero todavía le preocupan las desigualdades raciales y los datos utilizados para determinar los planes de reapertura de las escuelas.