EL PRI JODIENDO, SE JODIÓ

Por Morena Minnesota 

La supuesta victoria del PRI en la geografía mexiquense, es en realidad una derrota estrepitosa en toda la extensión de la palabra. Esto pudiese ser una afirmación temeraria, pero si nos atenemos a la frialdad de los números, y a las formas tan miserablemente ruines, carentes de toda moral política en que consiguieron la cantidad de votos que se atribuyen, entonces nos daremos cuenta que tan solo les queda el poder del dinero para comprar y corromper voluntades.

Independientemente de cual sea el resultado “oficial” que proclame el tricolor IEEM Oficial (Instituto Electoral del Estado de México), morena se levanta con una mayoritaria votación que es producto de la voluntad popular, y del trabajo de campo que su candidata logró hacer en los tiempos de campaña.

Hace mucho tiempo que el PRI no gana una sola elección, si es que alguna vez lo hizo. El PRI compra elecciones, y encuentra un perfecto caldo de cultivo en una sociedad que como la nuestra, desprecia el bien colectivo, dando paso al egoísmo, y en el extremo de la incomprensión total, llega a mostrar una admiración malsana por sus propios verdugos y carceleros.

El Cártel de Atlacomulco y sus más connotados capos, (Arturo Montiel, Peña Nieto, Luis Videgaray, Miranda, Alfredo Del Mazo) ante la virtual victoria de morena y Andres Manuel Lopez Obrador en el 2018, buscan con particular prisa, una madriguera que les sirva de refugio ante sus atrocidades cometidas. Y qué mejor que esa madriguera sea el Edomex, lugar que ha sido su teatro de operaciones por varias décadas.

En términos de criminología, se dice que los malhechores siempre terminan regresando al lugar en el cual cometieron sus delitos.

Con contundentes victorias en las principales ciudades de Veracruz, Xalapa, Coatzacoalcos y Poza Rica, un crecimiento importante en la aceptación popular en Coahuila y Nayarit, mas el poner contra la pared al PRI en su propia ratonera que es el Edomex, llegando a barrerlos en su propio feudo de Atlacomulco, morena se alza no tan solo como la principal fuerza de izquierda del país, si no que es, hoy por hoy, la principal fuerza política de México.

Lo que está en juego en el Estado de México, escala con mucho el ámbito electoral. Si Peña y sus secuaces no han tenido la grandeza en defender los intereses de la nación ante el vecino del norte, ¿Cómo podrían tener la grandeza de reconocer el triunfo del adversario político que a diario les recuerda el tipo de calaña que son? ¿Cómo verían el triunfo de morena en el Edomex, los grupos empresariales como Higa, OHL, cuya mano sigue extendida para el pago de cuota por financiar las campañas electorales del PRI en el Edomex?

La falsa y maquillada festividad del PRI, es tan solo el ritual que antecede a sus funerales, una especie de última voluntad concedida antes de subir al patíbulo.

La lista de agravios sigue creciendo, y la historia de México ya se ha encargado de pasarle factura al PRI, no forma parte de sus páginas de gloria más selectas, antes bien, es un motivo de vergüenza para las presentes y nuevas generaciones, tiempo al tiempo.

Fraternalmente.

Movimiento Regeneración Nacional, morena, Comité de Minnesota.
¡Por una Nueva República, Justa, Democrática e Incluyente!

¡Respeto a la voluntad popular, no al fraude electoral en el Estado de México!