El director del Programa Mundial de Alimentos insta a las empresas a ayudar a reducir el hambre

Martin Moylan · MPR

El jefe del Programa Mundial de Alimentos dijo el viernes a un público de Minneapolis que alimentar a los hambrientos es crucial para combatir el terrorismo, evitar las guerras y ayudar que las personas permanezcan en sus países de origen.

El director ejecutivo del programa, David Beasley, compartió sus comentarios en el Economic Club of Minnesota. Dijo que el programa de alimentos de la ONU goza de amplio apoyo bipartidista en Washington, D.C., que une a la administración Trump y a republicanos y demócratas.

“El apoyo y el compromiso de los Estados Unidos en el sector de seguridad alimentaria está tan fuerte como siempre y no creo que vaya a desaparecer en ningún momento”, dijo.

Beasley, un exgobernador republicano de Carolina del Sur, dijo que los EE. UU. han aumentado su contribución anual al Programa por alrededor de un tercio llegando a $2.5 billones anuales.

Dijo que cada vez hay menos personas en todo el mundo que pasan hambre. Pero hay más personas que sufren de hambre extrema porque viven en zonas de guerra.

Beasley dijo que el sector privado necesita intensificar los esfuerzos para ayudar a alimentar a los hambrientos. Dijo que las empresas son fundamentales para encontrar soluciones a largo plazo para combatir el hambre. Eso significa permitir que las personas se alimenten por sí mismas. Después, amplió ese pensamiento en una entrevista.

“Estoy menos preocupado por obtener dinero de Land O ‘Lakes, Cargill y General Mills que de lograr que su compromiso estratégico con nosotros sea más eficiente, más efectivo, obtenga mejores rendimientos, productividad y gobierno en muchos de estos países “, dijo.