El consejo de Brooklyn Center aprueba un presupuesto de seguridad pública de compromiso

El consejo de Brooklyn Center aprueba un presupuesto de seguridad pública de compromiso

 

 

 

 

 

 

 

Peter Cox-MPR

 

La ciudad de Brooklyn Center está haciendo cambios en su enfoque de la seguridad pública a raíz de la muerte por un oficial de policía de Daunte Wright. Pero un compromiso conservó más del departamento de policía.

 

El suburbio al noroeste de Minneapolis está estableciendo varios programas nuevos de seguridad pública que tienen como objetivo reducir las interacciones negativas con la policía en el curso de paradas de tráfico de bajo nivel y responder mejor a las personas en crisis de salud mental.

 

El consejo de la ciudad aprobó el lunes una resolución presupuestaria para 2022 para dar alrededor de 1 millón de dólares para apoyar nuevos programas de seguridad pública a partir del próximo año. El coste total habría sido de 1,3 millones de dólares.

 

En mayo pasado, el Consejo de la Ciudad de Brooklyn Center aprobó una resolución para perseguir varias medidas de reforma policial, un mes después de que la ex oficial de policía de Brooklyn Center, Kimberly Potter, disparara y matara a Wright durante una parada de tráfico.

 

Las declaraciones iniciales en el juicio de Potter están previstas para esta semana.

 

El nuevo departamento de seguridad comunitaria y prevención de la violencia incluye una unidad que respondería a las llamadas de salud mental, una unidad de aplicación de la ley de tráfico sin armas y un elemento de programación comunitaria destinado a reducir la delincuencia.

 

“Se trata de un trabajo realmente desafiante, el de Re imaginar la seguridad pública y hacerlo de forma que provoque un cambio transformador”, dijo el alcalde Mike Elliott. “Los fondos que hemos reservado nos van a hacer avanzar en una dirección importante y clara para realizar esa transformación. Sin embargo, es sólo un paso. Queda mucho por hacer”.

 

La forma en que se pagarán las nuevas iniciativas ha evolucionado. Una propuesta inicial de financiación presentada en noviembre habría trasladado los fondos de 14 puestos vacantes del departamento de policía para pagar los cambios en materia de seguridad pública, pero algunos argumentaron que esto vaciaría un departamento de policía ya escaso de personal.

 

El consejo se reunió de nuevo la semana pasada para llegar a un acuerdo. El lunes por la noche, los cinco miembros del consejo aprobaron por unanimidad dicho compromiso.

 

En lugar de reasignar dinero de los 14 puestos vacantes del departamento de policía, el consejo aprobó la congelación de tres puestos de policía actualmente vacantes. La ciudad utilizará otros mecanismos de financiación, como un aumento de los impuestos sobre el alojamiento y las subvenciones, para ayudar a pagar los cambios de seguridad pública, al menos a corto plazo.

 

Elliott dice que la ciudad todavía necesita encontrar financiación para poder tener personal de salud mental disponible las 24 horas del día.

 

 

Todavía hay algunas dudas sobre cómo será y funcionará todo esto. Durante la audiencia del consejo sobre el presupuesto, hubo preguntas sobre el poder que se le daría al director de estos programas, e incluso cuál será el título de esa persona, lo cual, según algunos, podría descarrilar la transformación de la policía.

 

Katie Wright, la madre del joven de 20 años, dijo que no está segura de que estos programas estén preparados para hacer lo que ella esperaba.

 

“No quiero que el nombre de mi hijo figure en una resolución que no va a ser eficaz”, dijo Wright.

 

Varios miembros del consejo dijeron que el proceso presupuestario es sólo la asignación de fondos, no dictar cómo el programa se ejecutará. El miembro del Consejo Marquita Butler dijo que hay flexibilidad en el futuro en la forma en que los programas funcionarán.

 

“Sólo debemos tener claro que los fondos están en el presupuesto y luego podemos discutir cuando llegue ese momento cómo avanzamos en términos de si necesitamos un departamento o director de lo que sea”, dijo Butler.

 

El subdirector de finanzas de la ciudad, Andrew Splinter, dijo que, en general, la ciudad espera reducir los impuestos a la propiedad en 24 dólares al año para una casa de valor medio. Dijo que el 62 por ciento de las propiedades verán su deuda tributaria disminuida.