El asunto de la seguridad laboral

La creencia de que, al necesitar un trabajo y depender de un salario, debemos resignarnos a las condiciones laborales que nos sean impuestas es una creencia que puede costarnos la vida. Por eso, si eres uno más de los miles de trabajadores del mundo debes saber que existen leyes que te protegen

Por Luisa Fernanda Montero
La Red Hispana

En Estados Unidos, por ejemplo, existe lo que se llama el “Occupational Safety and Health Act” o Acta de la Salud y la Seguridad Laboral, mejor conocida como OSH que fue aprobada para asegurar que los trabajadores de todo el país realicen sus labores en condiciones saludables y seguras.
Con esa intención, el acta creó la “Occupational Safety and Health Administration” – Administración de la Salud y la Seguridad Ocupacional u – OSHA – que está encargada, desde el nivel federal, de darle a los estados las garantías que necesitan para poder hacerse cargo de la seguridad laboral en sus territorios.
Así, se busca que la seguridad de los trabajadores esté garantizada, sin embargo, la agencia es pequeña. En todo el país solo hay aproximadamente 2,200 inspectores encargados de vigilar las condiciones de trabajo de más de 130 millones de trabajadores, en más de 8 millones de plazas laborales; es decir que a cada inspector le corresponden 59,000 trabajadores.
De acuerdo con cifras de la misma agencia, en el 2012 4,628 trabajadores murieron durante el ejercicio de sus labores, eso hace un promedio de 12 muertes diarias. Y no estamos citando a los heridos, que muchas veces quedan ocupacionalmente impedidos para el resto de sus vidas.
En el mismo contexto, hay que decir que 748 hispanos murieron tras resultar heridos mientras trabajaban en el 2012. Es decir que 14 latinos mueren trabajando cada semana, o en otras palabras, dos latinos diariamente. Así no más: dos latinos mueren diariamente es Estados Unidos en el ejercicio de su labor.
Algo está fallando. Estamos supuestos a ir a trabajar para sostenernos y sostener a nuestras familias no para caer en las redes de una muerte previsible. Por eso, es muy importante que tengamos muy claras cuáles deben ser las condiciones laborales en términos de salud y seguridad en nuestro campo, para evitar los accidentes y disminuir los niveles de riesgo.
Entre las labores más peligrosas están las relacionadas con el área de la construcción. Muchos trabajadores mueren al caer de las alturas, golpearse o herirse con objetos pesados o puntudos, electrocutarse o quedar atrapados entre las estructuras.
Y entre las regulaciones de OSHA que más se violan esta la obligatoria protección para evitar caídas en las construcciones o problemas respiratorios en ciertas industrias.
El asunto es, que usted tiene que saber que, como trabajador, tiene derechos. Para empezar tiene derecho a un lugar de trabajo seguro. Tiene derecho a trabajar en condiciones que no presenten riesgos y a recibir información y capacitación sobre peligros, métodos de prevención de daños y normas de OSHA que correspondan a su lugar de trabajo.
Si no domina el inglés, usted tiene derecho a recibir toda esa información en español. Así que ya lo sabe, para reportar condiciones inseguras de trabajo o violaciones de seguridad y salud puede comuníquese con la oficina de la OSHA más cercana a usted o ponerse en contacto llamando al: 1-800-321-6742 o al 1-877-889-5627. Su llamado será estrictamente confidencial.
Recuerde usted tiene derechos y es el primer responsable de ejercerlos. Su trabajo es importante, pero su seguridad también.