Crecen las escuelas de inmersión lingüística en Minnesota

Crecen las escuelas de inmersión lingüística en Minnesota

Teacher Brittany O’Connor helps her third-grade students on a math project in dual language immersion class at Little Canada Elementary School in Little Canada on Thursday, Feb. 11, 2016. (Pioneer Press: Jean Pieri)

Minnesota cuenta con casi un millón de estudiantes de K-12, y más del 22% opta por participar en un programa más intencionado e individualizado que las escuelas públicas tradicionales no ofrecen. Los más significativos son los programas de inmersión lingüística, con 107 escuelas participantes sólo en el estado de Minnesota, lo que nos sitúa como el noveno estado con más escuelas de inmersión lingüística del país.

 

Los programas de inmersión utilizan una lengua específica para la enseñanza y como medio de comunicación. Esta comunicación auténtica permite a los alumnos aprender una segunda lengua de forma similar a como han aprendido la primera.

 

En 1976, las Escuelas Públicas de Minneapolis (MPS por sus siglas en inglés) comenzaron con la Alfabetización en Lengua Nativa en la escuela primaria Jefferson, que sentó las bases para el posterior lanzamiento del primer programa de inmersión lingüística dual de MPS en la Comunidad de Aprendizaje de Inmersión en Español Emerson a finales de la década de 1980. Howard Hathaway fue el primer pionero de una iniciativa de inmersión lingüística en español en Minnesota en la escuela pública de Saint Paul (SPPS).

 

El mayor número de escuelas públicas de inmersión lingüística son las de español. Se encuentran en Duluth, Eden Prairie, Edina (nueva este año), Forest Lake, Hopkins, Minneapolis, Minnetonka, Moorhead, Northfield, Pine Island, Richfield, Robbinsdale, Rochester, Roseville, South Washington County, Spring Lake Park, St. Paul.

 

Los programas de inmersión en español representan alrededor del 80% de todos los programas de inmersión lingüística del país, seguidos por el chino (8,6%) y el francés (5,0%).

 

“La inmersión fue una gran elección para mis dos hijos. La primera lengua de su padre es el español y queríamos que los niños fueran bilingües en lectura y escritura”, dice Beth Stenglein, de St, Paul, “La educación de inmersión le permitió a mis hijos aprender español en matemáticas, estudios sociales y ciencias. Nunca habrían tenido acceso a ese vocabulario específico sin una educación de inmersión”.

 

Minnesota ha desarrollado numerosas oportunidades de aprendizaje personalizado en los últimos 30 años. Estas oportunidades se encuentran en los distritos escolares, así como en las escuelas concertadas, privadas, a domicilio y en línea. Su disponibilidad da oportunidades a miles de estudiantes para aprender al máximo de su potencial, a la vez que es un recurso para el aprendizaje tradicional.

 

“Este tipo de aprendizaje personalizado es muy bueno para los estudiantes. Ayudará a reducir las diferencias de rendimiento y a que los jóvenes alcancen su potencial”, dijo Joe Nathan, director del Center for School Change. “La expansión del aprendizaje personalizado beneficiará a nuestra población estudiantil, cada vez más diversa, al tiempo que mejorará el aprendizaje tradicional para todos. Los líderes escolares y los responsables políticos deberían hacer de su crecimiento una prioridad”.

 

Cada vez más estudiantes y padres de Minnesota eligen la opción de la inmersión lingüística por sus beneficios para toda la vida. No sólo los niños pueden aprender un segundo idioma que les ayude a lo largo de sus estudios, sino que ser bilingüe tiene beneficios cuando se está fuera de la escuela y en el mercado laboral.

 

Preparar a los estudiantes para que tengan éxito dentro y fuera del aula es lo que hacen las escuelas de inmersión lingüística, al tiempo que ofrecen a las familias una forma probada y creativa de ampliar sus horizontes a través de nuevas lenguas y culturas. La Asociación Nacional de Educación ofrece investigaciones que demuestran que el rigor de la adquisición de la lengua combinado con la adquisición de contenidos tiene enormes beneficios cognitivos para los hablantes nativos y no nativos y eleva el rendimiento, especialmente en lengua y matemáticas.

 

A medida que la popularidad y el éxito de los programas de inmersión lingüística siguen llegando a más estudiantes y padres, se espera que el sistema educativo crezca con ellos, ampliando aún más los programas en todo el estado. El Centro de Investigación Avanzada sobre la Adquisición de Lenguas (CARLA por sus siglas en inglés) recomienda ponerse en contacto con los legisladores del estado para ayudar a garantizar que todos los niños de Minnesota tengan la oportunidad de beneficiarse de los Programas de Inmersión Lingüística. CARLA ha puesto a disposición del público un modelo de carta que puede modificarse, personalizarse y enviarse a los representantes. Con el apoyo público y la creciente necesidad de hablantes bilingües, Minnesota es líder en el establecimiento de Programas de Inmersión Lingüística como norma curricular.