Como criar niños bilingües

Para hacerlo con éxito, debes pensar creativamente y tener mucho apoyo.

Por Christa Jiménez, Common Sense Media

Al criarme angloparlante en los Estados Unidos, rara vez pensé en el lenguaje. Pero después de vivir y trabajar en Costa Rica (donde conocí a mi futuro esposo), supe cuando quedé embarazada que quería que mis hijos fueran bilingües. En el momento en que nació mi primera hija, instituí una regla de no hablar inglés en el hogar.

No me di cuenta en ese momento, pero esto significaba agregar un nuevo nivel de dificultad a mi vida como nueva mamá. No solo amamantaba al bebé a todas horas del día y de la noche, leía todos los libros para padres que existían, y luchaba con el cuidado personal, también le hablaba español a mi hija todo el tiempo. Estaba tan decidida a mantener mi objetivo que en los días en que estaba muy cansada, no quería hablar porque no sabía las palabras correctas en español.

Además de todo esto, seguí leyendo sobre los efectos negativos de pasar mucho tiempo frente a la pantalla en niños pequeños. Recuerdo claramente que pensé que sería mucho más fácil soltar las riendas y prender el televisor. Pero tomé muy en serio las reglas de la American Academy of Pediatrics y tenía un gran temor de “arruinar a mi bebé” si encendía los medios electrónicos.

Unos meses más tarde, me sentía cansada y aislada, y poco a poco me fui dando cuenta de que no tenía sentido, y ciertamente no era sostenible, que mi esposo y yo fuéramos los únicos proveedores de lenguaje para nuestra familia en crecimiento. De hecho, acordándome de mis días como estudiante de español, existían algunos libros, programas y videos en español y bilingües que podrían ser divertidos y ayudarnos con nuestro objetivo de bilingüismo. Así que comencé a investigar cómo añadir poco a poco y cuidadosamente el tiempo de pantalla en nuestras vidas.

Comenzamos con estrategias recomendadas por expertos como AAP y Common Sense Media efectivas para que las familias se relacionen con los medios: Mi esposo compartía fotos en su teléfono de su familia en Costa Rica y le contaba a mi hija historias de cuando era más joven. Luego pasamos a canciones en español y videos cortos en la tableta y la TV. Dado lo estricta que había sido conmigo misma, me sorprendí al encontrarme divirtiéndome tanto cantando junto a mi hija. Este material también nos dio nuevos temas de conversación para que ambos pudiéramos practicar nuestro nuevo vocabulario en español.

Criar niños bilingües es gratificante, pero tiene sus desafíos. Ahora que mis hijas son mayores, ambas dominan el español y estoy muy orgullosa de los esfuerzos que hicimos cuando eran más jóvenes. Pero para hacerlo con éxito, realmente se necesita pensar creativamente y tener mucho apoyo. Y aunque todos los padres deberían estar conscientes de no exceder el nivel del uso de medios de comunicación con niños pequeños, descubrí que pequeños fragmentos me daban el impulso que necesitaba y les daba a mis hijas la exposición al español que era fundamental para que tuvieran fluidez. A continuación, comparto algunos de los recursos y estrategias que usé para introducir cuidadosamente los medios en nuestro hogar que me ayudaran a criar niños bilingües.

Escucha canciones en el idioma del hogar.

La música y las canciones no solo son divertidas y refuerzan el lenguaje; las rimas, los ritmos y las melodías transmiten lecciones culturales. Al principio, agregué un reproductor de CD a la habitación de bebé donde mi hija y yo escuchábamos un CD del artista bilingüe José-Luis Orozco (al cual todavía adora como estudiante de escuela primaria). También armé una lista de reproducción de nuestras canciones favoritas de YouTube a la cual cantamos juntas, en español, por supuesto.

Lea literatura española auténtica.

Sabía que teníamos que tener muchos libros en español en nuestra casa, pero encontrar libros de alta calidad que no fueran traducciones fue difícil. Luego descubrí Books del Sur, fundada por un ex maestro de escuela primaria bilingüe que importa literatura española auténtica de Chile. Empezamos con el paquete de libros para bebés y hemos avanzado desde allí.

Deje que sus niños bilingües elijan sus programas.

Fue una gran decisión dejar que mis hijos usaran aplicaciones y videos para reforzar nuestro idioma materno. Pero creo que es una buena idea que los niños escuchen el idioma de personas que no sean sus padres, y las aplicaciones y los videos demostraron ser divertidos e instructivos. Permito a mis hijas usar aplicaciones apropiadas para su edad, así como Pica Pica y Hoopla Kidz en YouTube. Me aseguro de vigilarlos para que no cambien a los medios de comunicación en inglés que aparecen en el menú de contenido relacionado.

Encuentra programas y películas con audio en español.

Una vez que descubrí que puedes cambiar el audio al español en algunos programas de Netflix, comencé una tradición de noches de películas familiares. Un favorito actual es Tinker Bell, que ha llevado a mis hijas a crear disfraces de Halloween de Tinker Bell. También nos encanta ver VeggieTales en español.

Encuentra buenos audiolibros en español.

Los audiolibros son increíbles. Mis hijas se han quedado cautivadas escuchando historias desde que introduje audiolibros cuando tenían alrededor de 2 años. Nos encanta utilizar el Lunii, una caja de audiolibro electrónico sin pantalla que permite a los niños elegir su aventura y luego cuenta la historia en inglés, francés o español. También adoro Phone-a-Story de la Biblioteca Pública de Denver, que ofrece historias gratuitas por teléfono en varios idiomas, incluyendo el español. Puede llamar desde cualquier lugar, por lo que es genial usarlo con Bluetooth durante los viajes por carretera.

https://www.huffingtonpost.com/entry/how-to-raise-bilingual-kids_us_5baaaa6de4b03f5657f34eaa