Cinco oficiales con licencia administrativa después de disparar mortalmente a un automovilista de Richfield

Por: Jon Collins-MPR

Siguen existiendo dudas sobre el tiroteo mortal de Brian Quinones, de 30 años, a manos de agentes de la policía de los suburbios de los Twin Cities durante el fin de semana.

Quiñones murió a tiros el sábado por la noche después de una persecución de vehículos policiales a través de Edina y terminando en Richfield. La policía de Edina dijo en un comunicado que se enfrentó a los oficiales con un cuchillo antes de que dispararan sus armas.

Cinco oficiales de estos departamentos están actualmente con licencia administrativa pagada, mientras que la Oficina del Sheriff del Condado de Hennepin investiga el tiroteo.

Nueve personas han muerto a tiros de parte de la policía en todo Minnesota desde principios de 2019. Al menos cinco de esas personas estaban sufriendo alguna crisis de salud mental o estaban recibiendo tratamiento por enfermedad mental en el momento del tiroteo. Algunos departamentos de policía, incluyendo St. Paul y Minnetonka, han estado ampliando sus equipos de respuesta a casos de salud mental.

Los departamentos de policía en el estado también están obligados a proporcionar adiestramiento a los oficiales en métodos para reducir la tensión en casos de crisis. Esa ley fue estimulada por el tiroteo mortal del automovilista Philando Castille en 2016.

Quiñones transmitió vídeo desde su carro antes del tiroteo. Le mostraba escuchando música mientras las patrullas lo perseguían. Detuvo el coche, pareció agarrar un cuchillo y salió. Menos de 20 segundos después, se oyó a agentes de la ley gritarle para que soltara el cuchillo y sonaron dos ráfagas de disparos.

El tiroteo en sí no fue capturado en video. Quiñones, cuyo nombre completo era Brian Jesus Quinones-Rosario según los registros de la corte, fue declarado muerto en la escena. Ningún oficial resultó herido.

Quiñones componía hip-hop y trabajaba en General Mills. Miembros de su familia dijeron que vivía en Richfield, estaba casado y tenía un hijo de 12 años. Los familiares de Quinones han dicho que estaba experimentando “pensamientos suicidas” antes del tiroteo. Su hermano Joshua Quinones dijo que había enviado un texto para decir “lo siento” el sábado.

Una vigilia el domingo por la noche se convirtió en una marcha de protesta que cerró brevemente el tráfico en ambas direcciones en la Interestatal 494. Los familiares y simpatizantes cuestionaron por qué los agentes de policía eligieron dispararle en lugar de tomar otras medidas.

Los investigadores aún no han dado a conocer los nombres de los oficiales involucrados en el tiroteo de Quinones. Los departamentos aún no han confirmado cuántos oficiales dispararon sus armas, cuántos disparos fueron disparados o si los oficiales llevaban cámaras corporales que capturaron el tiroteo.

La oficina del sheriff se ha negado a comentar sobre el incidente más allá de las declaraciones iniciales. La familia de Quinones ha contratado a un abogado, Bob Bennett, pero se negó a hacer comentarios hasta que se publique más información.

https://www.mprnews.org/newspartners/story/2019/09/09/five-officers-on-leave-after-police-shoot-and-kill-richfield-motorist