Caso de inmigrante indocumentado viviendo en iglesia en Connecticut se presentará en Minnesota

La historia de Nelson Pinos ha atraído atención nacional.

Por: Maya Rao – Star Tribune

Cuando Nelson Pinos le enseñó a su hijo de 6 años a correr bicicleta, no pudo hacerlo en el parque. Tuvo que enseñarle al chico en el sótano de una iglesia.

El ecuatoriano ha vivido en la Iglesia Metodista Unida de First Summerfield en New Haven, Conn., desde finales de 2017, habiendo encontrado refugio en el santuario, después de rechazar órdenes de las autoridades de inmigración para abordar un vuelo de ida a Sudamérica.

Los abogados de Pino se presentarán el martes ante la corte de Apelaciones de los Estados Unidos para el octavo circuito en St. Paul para tratar de reabrir su caso y darle la oportunidad de no sólo salir de la iglesia, sino también reunirse con sus tres hijos nacidos en Estados Unidos. El caso ha atraído atención nacional, al Pinos decirle a CNN desde la iglesia en diciembre: “no puedo salir de este lugar. Nunca he estado en la cárcel, pero esta es una cárcel. “

A medida que la administración del presidente Donald Trump batalla en contra de la inmigración ilegal, algunas iglesias han ofrecido santuario y refugio para que no sean deportados. El Departamento de inmigración y aduanas de los Estados Unidos no hace arrestos en “lugares sensibles”, como iglesias y templos. Alrededor de 50 iglesias en Minnesota han ofrecido ser santuarios para los inmigrantes o apoyar el movimiento de santuario.

Pinos migró a Nueva York desde Ecuador en 1993. Durante un viaje a Minnesota al año siguiente, fue arrestado y liberado por las autoridades de inmigración. Regresó a Nueva York y más tarde dijo que nunca había recibido una notificación de la corte ni la orden de deportación emitida en ausencia cuando no se apareció.

Dado a que fueron enviadas por correo a una dirección de Minnesota, nunca supo de los avisos hasta el 2012.

Incluso después de que comenzó a reportarse a ICE para chequeos regulares, las autoridades le dijeron que su deportación no era una prioridad, según los abogados.

Pero en octubre de 2017, Nelson recibió una orden para abandonar el país cuando fue a visitar a ICE para solicitar una renovación regular de estatus. La abogado Yazmin Rodríguez dijo que querían que el Tribunal investigara si Pinos había sido informado de sus derechos y responsabilidades cuando fue colocado bajo procedimientos de expulsión.

El portavoz de ICE, John Mohan, dijo a Associated Press que la Agencia no comenta sobre los detalles de los casos de inmigración que se escuchan ante un juez de inmigración.

Pero en una declaración, ICE dijo que Pinos no viajó cuando estaba programado y luego buscó refugio en la iglesia. Entonces fue declarado fugitivo de inmigración. Buscar refugio en un sitio clasificado por el ICE como una ubicación sensible puede retrasar “pero no anular” la autoridad de ICE para hacer cumplir una orden de remoción, dijo la agencia, de acuerdo con Associated Press.

Pinos ha trabajado como operador de instalación de máquinas en una fábrica durante los últimos 15 años, pagando impuestos sobre la renta.

“Ir a Ecuador sería devastador para nuestra familia”, escribió Kelly Pinos, su hija adolescente, en un OP-ED para el New York Times el año pasado. “Mis hermanos y yo nacimos en New Haven y toda nuestra vida está aquí.”

Kelly Pinos se presentó en una conferencia de prensa en Minneapolis junto con su hermana Arley, los abogados de su padre, y varios defensores de inmigración.

La Rev. Vicki Flippin de First Summerfield dirigió una oración y pidió que se recordara a las familias y comunidades detrás de los inmigrantes que viven en el país ilegalmente.

Kelly Pinos leyó una carta de Nelson Pinos en la que mencionó que había estado en los Estados Unidos durante 26 años y no tenía antecedentes penales.

“Quiero poder ver a mis hijos cumplir sus esperanzas y sueños”, escribió.

http://www.startribune.com/case-of-illegal-immigrant-living-in-new-haven-conn-church-will-be-heard-in-minnesota-courtroom-tuesday/509881182/