Biden firma órdenes ejecutivas sobre inmigración, incluida la reunificación familiar

Una de las órdenes ejecutivas creará un grupo de trabajo para reunir a los niños que fueron separados de sus padres bajo la política de “tolerancia cero” de Trump.

 

Por: NBC News Latino

 

El presidente Joe Biden firmó el martes tres importantes órdenes ejecutivas destinadas a revertir las prácticas de inmigración estrictas del presidente Donald Trump, dijeron altos funcionarios de la administración.

 

Una de las órdenes ejecutivas creará un grupo de trabajo para reunir a los niños que fueron separados de sus padres bajo la política de “tolerancia cero” de Trump, que un funcionario de la administración calificó de “fracaso moral.” El grupo de trabajo será presidido por el secretario de seguridad nacional.

 

“El presidente Trump estaba tan centrado en el muro que no hizo nada para abordar las causas fundamentales de por qué vienen a nuestra frontera sur: fue una estrategia limitada, derrochadora e ingenua, y fracasó”, dijo un alto funcionario de la administración. “La gente sigue emigrando a Estados Unidos -incluso hoy- por ello. El enfoque del presidente Biden es tratar la inmigración de forma integral, justa y humana”.

 

Durante su campaña presidencial, Biden publicó anuncios en los que prometía crear ese grupo de trabajo “en su primer día como presidente”. La nueva acción ejecutiva no aclara explícitamente qué familias migrantes podrán optar a la reunificación y cuáles no. Los altos funcionarios de la administración dijeron que el grupo de trabajo será responsable de “identificar a todos los niños menores que fueron separados de sus padres o tutores legales en la frontera entre Estados Unidos y México debido a la política de “tolerancia cero” de Trump.”

 

Una demanda federal en el Distrito Sur de California ha identificado a más de 600 niños separados de sus padres, la mayoría de los cuales fueron separados antes del 6 de abril de 2018, cuando Jeff Sessions, entonces fiscal general, anunció el inicio del programa.

 

Al preguntársele si las familias separadas antes de la implementación de la política serían elegibles para la reunificación, uno de los altos funcionarios de la administración dijo que el grupo de trabajo también consideraría a las familias separadas bajo un programa piloto anterior. El funcionario dijo que cada familia sería evaluada de forma “individual”, teniendo en cuenta la “preferencia de la familia … y el bienestar de los niños”.

 

La acción ejecutiva no aborda si los padres que han sido deportados recibirán protecciones especiales para regresar a Estados Unidos y reunirse con sus hijos.

 

Los funcionarios dijeron que la segunda acción ejecutiva evaluaría los programas de inmigración legal, como el Programa de Menores Centroamericanos, que comenzó bajo el presidente Barack Obama. Ese programa permitía a ciertos niños de la región reunirse legalmente con sus familiares en Estados Unidos; Trump lo terminó en 2017, lo que, según el funcionario de la administración, dejó a miles en el limbo.

 

La orden también revisaría la política de “Permanecer en México” de la administración Trump, que ha dejado a decenas de miles de solicitantes de asilo, la mayoría de ellos centroamericanos, viviendo en malas condiciones en el norte de México mientras esperan las audiencias judiciales para presentar sus casos de protección en Estados Unidos.

 

La tercera acción ejecutiva ordenará al Departamento de Estado, al Departamento de Justicia y al Departamento de Seguridad Nacional que revisen las directrices y políticas implementadas bajo el mandato de Trump para determinar si están en línea con el deseo del gobierno de promover la “integración y la inclusión.”

 

También iniciará una revisión de la política conocida como “carga pública”, que castiga a los inmigrantes legales que utilizan las prestaciones públicas perjudicando sus posibilidades de recibir tarjetas de residencia. Aunque los defensores de la inmigración habían pedido que se deshicieran inmediatamente estas medidas, el gobierno de Biden está revisando las políticas a corto plazo. También pedirá una revisión del proceso de naturalización.

 

“Remediar completamente estas acciones [de inmigración de Trump] llevará tiempo y requerirá un enfoque de todo el gobierno”, dijo un alto funcionario de la administración.