Arabia Saudita arresta a 11 príncipes por corrupción

Por El Financiero

La amplia campaña de arrestos parece ser la última acción para consolidar el poder del príncipe Heredero Mohammed bin Salman, el hijo y principal asesor del Rey Salman.

Arabia Saudita anunció el arresto el sábado por la noche del prominente inversionista multimillonario príncipe Alwaleed bin Talal, además de al menos otros 10 príncipes, cuatro ministros y decenas de ex ministros.

El rey Salman de Arabia Saudita nombró el sábado a dos nuevos ministros en puestos clave de seguridad y economía, y removió a uno de los más prominentes miembros de la familia real como jefe de la Guardia Nacional.

El monarca también anunció la creación de un nuevo comité de anticorrupción que será liderado por el príncipe heredero Mohammed bin Salman, que de acuerdo con Arabiya ya detuvo a 11 príncipes, cuatro ministros y decenas de exministros. La cadena de televisión no dio a conocer sus identidades.

La amplia campaña de arrestos parece ser la última acción para consolidar el poder del Príncipe Heredero Mohammed bin Salman, el hijo y principal asesor del Rey Salman.

En el recambio de gabinete, el príncipe Miteb bin Abdullah fue reemplazado como ministro de la Guardia Nacional por Khaled bin Ayyaf, mientras que Adel Fakieh dejó su puesto en la cartera de economía y fue reemplazado por su segundo al mando, Mohammed al-Tuwaijri.

El príncipe Miteb, el preferido del fallecido rey Abdullah, era señalado en su momento como un fuerte candidato a la corona antes del inesperado ascenso del príncipe Mohammed hace dos años.

Miteb era el único miembro de la rama de la familia de Abdullah que se mantenía en los puestos de mayor poder de la estructura saudí.

Al Arabiya dijo que el comité de anticorrupción tiene el derecho de investigar, arrestar, prohibir el viaje o congelar los activos de cualquier persona que considere corrupta.

El hotel Ritz Carlton en Riyadh, el hotel real de facto, fue evacuado el sábado, lo que provocó rumores de que sería utilizado para alojar a la familia real detenida. El aeropuerto para aviones privados se cerró, lo que despertó la especulación de que el príncipe heredero intentaba impedir que hombres de negocios ricos huyeran antes de más arrestos.