Activistas harán huelga de hambre para acelerar la reforma migratoria

Rudy López  dijo que la medida de fuerza será para exigir la legalización  a más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que residen en el país

Rodolfo “Rudy” López es originario de East Chicago, Indiana y es organizador de Movimiento por una reforma Migratoria Justa, FARM por sus siglas en inglés y visitó la redacción de La Prensa para hablar acerca de las próximas acciones que su organización realizara a favor de los inmigrantes.

Rudy López  dijo que la medida de fuerza, que llegará a Washington D. C. el 9 de abril, será para exigir la legalización  a más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que residen en el país.

Los activistas  de FARM que se declararon en huelga de hambre a finales del año pasado en el marco de la campaña Ayuno por las Familias, anunciaron que retomarán la huelga a fin de lograr la aprobación de la tan esperada reforma migratoria.

Los activistas sostienen que el objetivo del ayuno es lograr que el Congreso de Estados Unidos acelere el debate de la ley que podría conceder la nacionalidad a más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que residen en ese país.

La reforma contempla también eliminar las deportaciones, facilitar la obtención de documentos y dificultar que la Policía detenga a los inmigrantes indiscriminadamente para revisar sus documentos. Dijo Rudy López.

Las marchas en las calles arrancaron el 21 de febrero en los 50 distritos legislativos de la nación. En la segunda fase, dos autobuses partirán de Los Ángeles el 24 de febrero y, tras cruzar el país y reunirse también con comunidades, organizaciones y políticos, está previsto que vuelvan a encontrarse en Washington el 9 de abril.

Rudy López dijo que esta caravana de autobuses harán una escala de un día en las Twin Cities, específicamente en Burnsville, el 14 de marzo.

El activista declaró que 2014 será un año de lucha orientado a la aprobación de la reforma migratoria. “No vamos a descansar hasta ver la justicia social, basta de tanta burla”, subrayó.

El proyecto de ley migratoria fue aprobado por el Senado en junio del año pasado, pero la puesta en marcha de la reforma fue frenada por los diputados republicanos. Las protestas intentan presionar a la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos, para que se convoque una votación. A finales de 2013, al menos cien personas, entre ellas ocho senadores, fueron detenidas durante una marcha.

 

 

 

Leave a Reply